Hoy vamos a explorar 21 preguntas para conocer mejor a tu cliente ideal.

Pero no las mismas preguntas de siempre. Ya tú sabes si es hombre o mujer, su edad, educación, ingresos, si tiene hijos, es soltero o vive en pareja y cuáles redes sociales usa.

Vamos a examinar preguntas que te ayudarán a preparar textos efectivos y creativos. Preguntas para conseguir respuestas que luego te permitirán escribir solo para él.

La cuestión es: ¿conoces bien a tu cliente ideal? ¿Sabes qué lo moviliza profundamente? ¿Cuándo se entusiasma o desespera? Cuando te enteres de estas cosas será más fácil redactar textos con enfoque de marketing.

Conocer a tu cliente ideal- Redacto Texto

(Foto: Pixabay/Stux)

Tu cliente ideal es ese que está DICHOSO de trabajar contigo.

Además de pagarte sin quejarse, es quien responde a tus sugerencias y te valora como profesional. En él debes centrar tu estrategia de marketing. Él es tu objetivo a la hora de redactar para vender.

Si sabes bastante de ese cliente ideal, puedes mantenerlo interesado en tus mensajes y obtener otros beneficios vinculados con la redacción de tus textos:

Puedes:

  • escribir contenido que le interese y que consuma
  • redactar tu web tomando en cuenta sus inquietudes
  • enviarle correos personalizados y útiles
  • hacerle preguntas que lo movilicen internamente
  • y en general, mantener encendida la llama de su interés

Saber mucho, pero mucho, de tu cliente es la llave de la redacción creativa.

También podrás redactar post, frases, títulos, expresiones y llamados a la acción orientados a convencerlo, alentarlo, ayudarlo, persuadirlo e invitarlo a decidirse por tu producto y servicio.

Usarás las palabras en la forma más atractiva y directa.

Tus textos serán como la miel para las abejas.

Antes de escribir y para ofrecer a tu cliente mensajes de marketing claros como el agua, intenta aproximarte a él a través de estas preguntas. (Más adelante te sugiero cómo hacerlas).

CONOCE MEJOR EL PERFIL DE TU CLIENTE IDEAL

Ya conocemos en qué trabaja, qué coche tiene y cuál programa de televisión prefiere. Ahora vamos a saber más.

Algunas de las preguntas están inspiradas en el famoso cuestionario Proust.  Otras, en mi experiencia personal y profesional.

Pregúntale a tu cliente ideal:

  1. ¿Qué deseas tener que no se puede comprar?
  2. ¿Qué piensas que necesitas?
  3. ¿Qué realmente necesitas?
  4. ¿Qué te cambiaría la vida?
  5. ¿A qué le temes cuando compras o contratas un servicio?
  6. ¿Qué te quita el aliento y te emociona profundamente?
  7. ¿Cuándo eres fiel a un producto o servicio?
  8. ¿Sin qué no puedes vivir?
  9. ¿Cuál hábito de la infancia o adolescencia sigues practicando?
  10. ¿Qué necesitas para tomar una decisión de compra? ¿Tiempo, dinero, un impulso, otra cosa?
  11. ¿Qué significa para ti tener dinero?
  12. ¿Qué te gusta regalar y que te regalen?
  13. ¿Qué te inspira confianza?
  14. ¿Qué te impide avanzar o alcanzar una meta?
  15. ¿Qué te hace perder la paciencia?
  16. ¿Qué es lo que más valoras de un producto/servicio?
  17. ¿Cuál es tu estado de ánimo por la mañana? ¿Y en la noche?
  18. ¿Cuál es tu desafío diario?
  19. ¿Con qué disfrutas los fines de semana o en vacaciones?
  20. ¿Sobre cuál tema no te cansas de hablar?

Una más, de ñapa o bono:

21. ¿Qué problema tienes HOY que no puedes sacarte de la cabeza?

 

¿COMO HACER ESTAS PREGUNTAS PARA CONOCER MÁS A TU CLIENTE IDEAL?

Preguntas para conocer a tu cliente - Redacto Texto

Foto: Pixabay -andrewlloydgordon

 

No se trata de fastidiar o ser inoportuno, sino de escuchar y conversar.

Hay varias rutas sugeridas para plantear las preguntas a tu cliente:

  • Escribe sobre estos temas en un post o en las redes sociales y abre el debate.
  • Forma un grupo para dialogar e intercambiar opiniones.
  • Diseña un cuestionario y envíalo a través del newsletter.
  • Comparte fotos o vídeos sobre estas cuestiones y analiza su reacción.
  • Invítale a un café y pregúntale directamente. ¿Por qué no?

 

SE TRATA DE PERCIBIR EL LADO HUMANO DE TU CLIENTE

Este cuestionario apunta a conocer actitudes, valores y comportamientos. Es decir, explora el lado humano de un individuo.

Cuando conoces los aspectos que sensibilizan a una persona, puedes influir mucho más en ella y encontrar el tono con el que vas a escribirle.

Si sabes cuáles principios o hábitos le guían vas redactar textos directos y precisos, enfocados en:

  • enternecerlo
  • entusiasmarlo
  • sorprenderlo
  • atraerlo
  • convencerlo

Son preguntas que sondean en la subjetividad de tu cliente ideal, que debes conocer por una razón: si quieres escribir para vender, debes apuntar a las emociones siempre. Siempre.

Cuando tienes información que te permite conectar con los sentimientos, vivencias, alegrías y temores de tus clientes, puedes ser doblemente efectivo.

Puedes ser empático. Puedes ser oportuno. Puedes apuntar a sus necesidades. Puedes estimular sus deseos. Y puedes superar sus expectativas.

Y eso se traduce en resultados.

Ejemplos de textos redactados para un cliente ideal que conoces mejor

Estos textos están enfocados en el cliente. Han sido trabajados en función de las preguntas que hemos mirado y por lo tanto apuntan a despertar el interés, motivar y orientar una decisión compra:

  • Sabemos que tienes confianza en esto…
  • Cosas que te gustará saber de…
  • Porque valoramos tu tiempo…
  • Libérate de…
  • ¿Vas a dejar que el miedo a…
  • La única destreza que necesitas para …
  • ¿Has soñado con…?
  • El (…) justo como lo quieres…
  • Esto te hará reír…
  • Rompe la costumbre de…
  • ¿Eres minucioso con…
  • ¿Quieres hablar de (…) sin miedo?
  • Conocemos tu regla de oro…
  • La solución que esperabas…
  • No dejes que te suceda esto…

–/–

¿Crees que estas preguntas te ayudan a conocer mejor a tu cliente ideal?

¿Qué le preguntarías tú?